Páginas vistas en total

miércoles, 12 de marzo de 2014

   Ataque a las renovables

Tribuna de Victor Zarco en el Periódico Extremadura. 12/03/2014
La UE mantiene la eficiencia energética como sector estratégico mediante una política climática dirigida a limitar el aumento de la temperatura en 2ºC, el fomento de energías renovables estableciendo la aportación mínima de un 20% en el mix energético, una política hacia la seguridad energética reduciendo nuestra dependencia de energía primaria del exterior y otros programas de innovación, inversiones y empleo en estas materias.
Se trata de un verdadero modelo económico. Debe tenerse en cuenta que la UE cubre sus necesidades energéticas en un 50% con productos importados, pudiendo llegar hasta un 70% en unos años, representando un 6% del total de las importaciones, siendo la procedencia del petróleo de Oriente Medio un 45% y del gas ruso un 40%.
Reducir la dependencia energética del exterior disminuye costes, reduce las emisiones de CO2, aumenta la seguridad y mejora la calidad de vida. La última directiva obliga a los estados miembros a reducir en un 20% las emisiones de CO2, aportar un 20% de energía renovable en el conjunto del sistema eléctrico e incrementar un 20% la eficiencia energética, que no es más que conseguir el mismo trabajo con menos energía.
Ante este panorama, el gobierno español inicia una serie de medidas de fomento de las renovables que coloca a nuestro país a la cabeza del mundo en generación de este tipo de energía. Cabe recordar que son empresas españolas las que están construyendo las mayores centrales solares térmicas y eólicas del planeta. El fomento estaba basado en asegurar un rendimiento mínimo, mediante primas, por parte del Estado haciendo una inversión segura.
Con la justificación del mayor rendimiento de las instalaciones y el "abaratamiento del coste de la energía en el mercado", el Estado comienza un ataque a las renovables a golpe de decreto: Limitan las horas de sol objeto de venta en un 20% aproximadamente según zonas, se suprimen incentivos a las nuevas instalaciones, las primas pasan a tener el valor de 0º/kWh, se amplía el plazo para percibir la cuantía del incentivo y el aún no publicado que, según la Unión Española Fotovoltaica, va a suponer una disminución de ingresos de entre un 15% y un 50% dependiendo de la instalación.