Páginas vistas en total

martes, 18 de junio de 2013



Ver artículo completo en inglés aquí. 

       
Ver artículo completo en español aquí.

                                          

LA MENTIRA DE LAS BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO 

Reportaje en "La Noche Temática" de TVE 2  8 de junio 2013

 Enlace
Con la llegada al mercado de las bombilllas de bajo consumo se logró reducir el gasto de energía pero no la contaminación. Su contenido en mercurio supone un peligro para la salud cuando se rompen y sus gases son inhalados. El uso de lámparas de bajo consumo se impuso por ley

miércoles, 5 de junio de 2013

Proyecto Europeo Grundtvig 4th Meeting Cáceres (Spain) 24th-28th of april, 2013

Proyecto Europeo Grundtvig


Let´s do it Creatively & Environmentally with Renewable Energy

4th Meeting
Cáceres (Spain)    24th-28th of april, 2013

Entre los días 25 y 28 de abril de 2013 se celebró la cuarta y última reunión del proyecto. Ésta tuvo lugar en Cáceres, en el Centro de Adultos Maestro Martín Cisneros.

Las delegaciones británica, rumana e italiana llegaron, a distintas horas del día, a nuestra ciudad el miércoles 24, alojándose en el hotel que previamente habíamos reservado para ellos. Fue una tarde que, a muchos de ellos, les sirvió para descansar y tomar fuerzas ante las intensas jornadas de trabajo que nos esperaban. Sin embargo, otros decidieron darse una vuelta por la ciudad y disfrutaron de una de las tradiciones más arraigadas de Cáceres, la bajada de la Virgen de la Montaña, desde su santuario hasta la Concatedral de Santa María, donde muchos cacereños acuden a visitarla, casi diariamente, para rendirle culto o, simplemente, como una tradición que se mantiene a lo largo de los años.

Ya el día 25, y de manera puntual, comenzamos con las actividades programadas, en una agenda repleta, que habíamos estado confeccionando y perfilando hasta los últimos días. La apertura del cuarto encuentro no fue llevada a cabo por nuestro coordinador José Mª Calvarro, debido a una serie de circunstancias familiares que  hicieron imposible su asistencia a ésta y a otras actividades.

En esta apertura y presentación de las jornadas participaron, por orden de intervención, la directora de nuestro centro, Araceli Rubio Miguelsanz, la asesora de la Unidad de Programas Educativos, Rufina Ortega, y nuestro inspector, Pedro Pablo Alonso.
Al término de estas intervenciones, el coordinador general del proyecto, Krzysztof Bahrynowski, hizo un rápido recorrido del estado actual del mismo, momento que nos sirvió para recordar y refrescar algunos de los puntos más importantes.

Después de esto, tuvimos nuestro primer desayuno juntos. Quisimos que tuviera lugar en la sala de profesores de nuestro centro. Para nosotros era importante que nuestros otros compañeros conocieran a aquellas personas de las que, a lo largo de cuatro años, por dos proyectos diferentes, habíamos estado hablando. Fue un momento de degustación y charla muy ameno para todos.

Más tarde nos dirigimos a la Plaza Mayor de Cáceres, punto de encuentro con nuestro guía, que nos iba, no sólo a mostrar el impresionante conjunto histórico artístico de nuestra ciudad, sino que también nos contaría algún entresijo que otro de todas las épocas. Como era de esperar, nuestros colegas extranjeros quedaron impresionados por este gran museo y el estado de conservación en el que se encuentra. 
Al finalizar la visita era el momento idóneo para un refrigerio en un entorno inmejorable y con unas temperaturas, acompañadas de sol, que todos parecíamos estar dispuestos a disfrutar.
Después de este descanso llegó la hora de la comida. Habíamos elegido para ese día un restaurante con exquisitos asados e inmejorables vistas de nuestra parte antigua. Fue una comida agradable y distendida.

La tarde estuvo compuesta por dos actividades. En una primera intervención, Olga Martín Cobos, hizo una presentación a la que tituló “There is a text for everything, there is a picture for everything”. En ella reflejó, por una parte, el uso de textos sobre medioambiente y energías renovables para desarrollar los contenidos del currículo de ESPA referidos a los tipos de texto; por otro lado, el uso de imágenes para actividades. Dicha presentación terminó con el visionado de las fotos presentadas por los alumnos en el concurso literario y fotográfico de este año.
Al finalizar, llegó el momento en el que la Concejala de Medioambiente del Ayuntamiento de Cáceres, Mª Teresa González, nos dio  a conocer todos los datos sobre la recogida y reciclaje de los residuos sólidos  urbanos de nuestro municipio. Fue una interesante presentación en la que no sólo se nos mostró la forma de trabajo y las campañas de información y sensibilización que se llevan a cabo, sino que también estuvo cargada de cifras y porcentajes, datos que, en muchos casos, llamaron poderosamente la atención de nuestros compañeros extranjeros.
Al término de esta intervención y, tras mantener una agradable charla con la responsable de nuestro ayuntamiento, era el momento de tener un pequeño descanso.

A última hora del día volvimos a reunirnos en un restaurante, donde tras una tranquila cena, con platos típicos como tortilla española y gazpacho, entre otros, nos fuimos a descansar. Algunos de nuestros compañeros quisieron seguir la noche y disfrutar de otros lugares y ambientes que también nuestra ciudad ofrece.

El viernes 26 fue un día largo, caluroso y con una agenda muy completa y variada.
Bien temprano cogimos el autobús que nos llevó a Mérida. Allí teníamos previsto una serie de actividades, muy diferentes entre sí.
Nuestra primera visita fue al Ecoparque de Mérida, una moderna planta de reciclaje, gestionada por GESPESA, dedicada a recoger, reducir, tratar y reciclar toda serie de residuos sólidos urbanos de ese municipio. Tras un video en el que pudimos ver los diferentes edificios que forman la planta, de acuerdo con los diferentes procesos y tratamientos que requieren cada tipo de residuo, pudimos pasear por todas las instalaciones, algo que por una parte resultó interesante y, que por otra, nos hizo tener algunos
momentos de risas, viendo como cada uno de nosotros intentaba, de forma diferente, aguantar el insoportable olor de algunos puntos.

Al final de esta visita necesitábamos aire puro y fresco, así que nada mejor que un pequeño desayuno al aire libre, compuesto, fundamentalmente por fruta fresca que nuestra compañera Paloma tuvo la genial idea de comprar.


Ya repuestos, nos presentamos en el Instituto de Enseñanza Secundaria “Emérita Augusta”. Allí nos recibió Ana Mazo, compañera del Departamento de Inglés, y que había sido nuestro contacto para visitar el centro, que cuenta con el ciclo formativo de grado superior “Eficiencia energética y Energía solar térmica”. Nos esperaban dos de sus profesores, Ángel Ayala y Rafael Manuel Alejandre.
Después de ver un video en el que se nos mostró en qué y  cómo trabajaban los alumnos de este ciclo, nos enseñaron las instalaciones, algo sumamente interesante porque teníamos la oportunidad de ver in situ, varios sistemas de energía solar que  se están utilizando en este  momento. Hubo momentos para mirar, preguntar y tocar todo tipo de artilugios. Vimos suelos radiantes, paneles solares, diferentes tipos de calderas, como las de biomasa, que llamaron la atención, etc...  Estos tres profesores respondieron a toda clase de preguntas con  profesionalidad y simpatía. Por ello nos alegramos de haber pensado, con antelación, darles un obsequio, que consistió en una pequeña muestra de productos extremeños.

Ese día comimos muy cerca del teatro romano de Mérida. Para la tarde habíamos contratado un guía que nos enseñó y explicó los restos romanos más importantes de la ciudad. Aquellos que no la conocían quedaron maravillados de la grandeza de algunos de sus monumentos. Tuvimos también un rato divertido en el que Mary Perry nos deleitó con un improvisado monólogo en el escenario de este impresionante teatro. Más tarde comentaría que, incluso habiendo visitado en muchísimas ocasiones la ciudad de Roma, jamás había percibido, de manera tan intensa, lo que la civilización romana nos había dejado como herencia.


Al atardecer volvimos de nuevo a Cáceres, donde tuvimos un pequeño descanso antes de terminar el día con una suculenta cena a la que asistieron también nuestros compañeros Luís Rivero y Jesús Sánchez, y que disfrutaron haciendo uso de sus limitados, pero bien aprovechados, conocimientos de italiano e inglés.

El sábado 27 fue nuestro último día de trabajo.
Según teníamos previsto en nuestra agenda, comenzamos a las 9:30 con la presentación hecha por la delegación italiana” Behaviours to preserve environment” y “Movies”. Para ambas se utilizaron videos en los pudimos observar, de manera muy ilustrativa, como la huella del hombre, sus actos y su implicación individual en la preservación del medioambiente, son inmensamente importantes para nuestro planeta.
A través de una encuesta sobre nuestros hábitos de vida diarios, pudimos sacar resultados acerca del grado de implicación en el cuidado del medioambiente y, de esta manera, hacernos reflexionar sobre aquello que podemos mejorar.

Seguidamente fue la delegación británica la que expuso “Our experience en CERE Project so far”.
El principal objetivo de nuestro proyecto, desarrollar y compartir todas aquellas experiencias que pudieran servir para la enseñanza y el aprendizaje, de manera creativa, de todo lo que concierne a desarrollo sostenible, innovación ecológica y eficiencia energética de las energías renovables, se pudo evaluar al final de estas jornadas.
Además de ese breve repaso y evaluación del proyecto, se expuso un documento titulado “Care less o careless” en el que se nos hizo ver, de manera muy clara, la necesidad que tenemos de cuidar nuestro planeta y de las consecuencias que nos está trayendo esa falta de cuidado.
Uno de los aspectos que más se destacó en el mismo fue la educación medioambiental, que debe hacerse desde la infancia. De la misma manera se hizo hincapié en la idea de educar a los hijos para llegar a educar a los padres en este terreno, ya que éstos son más receptivos ante cualquier idea que provenga de ellos.

Tras una breve pausa para una café continuamos nuestro trabajo. Tuvimos que hacer algunas pequeñas modificaciones con respecto al horario inicialmente propuesto, ya que algunos tenían que partir pronto.

La delegación rumana nos invitó a hacer un trabajo de grupo en el que, entre todos, confeccionamos el marco para desarrollar los conocimientos medioambientales en la educación de adultos. Cada uno de nosotros aportó lo que creíamos que sí tenía lugar y aquello que considerábamos que, aunque en algunos casos  parece utópico, es totalmente necesario.

Al terminar, entre carreras y risas, hicimos la foto oficial del encuentro en España. Fue el momento también de la entrega de certificados que, de manera entre formal e informal, siempre se hace al final de cada encuentro.

Ese día tuvimos una comida cerca de nuestro centro. Estábamos cansados pero disfrutamos de una estupenda paella que todos agradecimos. A esta comida asistió también Juani Gómez, hermana de nuestra compañera Ana, que disfrutó de nuestras conversaciones entre español, italiano e inglés y que, amablemente, acompañó más tarde a algunas de las actividades ineludibles en cualquier viaje, las compras.

Llegó el momento de hacer una evaluación del encuentro y, tal y como nos lo habían hecho saber, la evaluación fue totalmente positiva. Premiaron nuestro trabajo, nuestra coordinación y, muy especialmente, nuestra hospitalidad y simpatía, reflejo de la gran unión que existe en el grupo y que se ha podido vivir en cada uno de los momentos a lo largo de estos años.

Al finalizar, fueron los coordinadores de cada país los que tuvieron una intensa reunión para tratar de delimitar y perfilar cada uno de los puntos y tareas que aún quedaban por hacer: E-book, página web, diccionario… Había todavía mucho trabajo por delante.

Algunas delegaciones partieron ese mismo día para Madrid.  Fue momento de despedidas pero siempre con el sentimiento de que volveremos a vernos en otra ocasión.

La delegación británica abandonó Cáceres al día siguiente, así que compartimos nuestra última cena con ellos.


Estábamos cansados pero satisfechos por haber cumplido con nuestros objetivos y por la cantidad de felicitaciones que recibimos por ello. La sensación de un trabajo bien hecho es algo que se disfruta y así lo hemos sentido.